martes, 4 de mayo de 2010

NOVENARIO A LA VIRGEN DE LA CASITA -ALAEJOS- 1 AL 9 DE MAYO-2010

El pasado sábado 1 de Mayo fue el gran día; primero de una semana especial en que nuestra patrona estará de visita en su pueblo.

A Nuestra Señora de La Casita se le rinde culto en una pequeña ermita a 2 Kilómetros de Alaejos.

Es una talla protogótica de finales del siglo XIII y restaurada en 1990 con motivo del V centenario de su aparición.

Antiguamente la imagen bajaba al pueblo en rogativa porque se le atribuye el milagro de conceder la lluvia en años de pertinaz sequía, así pues, cuando el campo padecía un largo periodo sin recibir ese bien tan necesario, trasladaban a la Virgen al pueblo en procesión para hacerle una novena y se dice que antes de esos nueve días, comenzaba a llover.

Esta creencia está en desuso desde que se “inventó” el riego artificial. La Imagen no volvió a bajar al pueblo durante muchos años; hasta 1990 para celebrar ese V Centenario al que antes aludí; regresó y permaneció en él durante los nueve días de un especial novenario; procesionando por las calles de la villa engalanadas con altares, guirnaldas y arcos de ramera, flores artesanas y toda clase de colgaduras en ventanas y balcones.

Al parecer se acordó desde entonces repetir estos actos cada década, así en el año 2000, la Virgen volvió a ilusionar a sus fieles con su estancia en el pueblo que la venera.

Este año 2010, por tanto, cada uno en su medida y en lo que mejor sabe o puede hacer, todos a una hemos arrimado el hombro para dar la bienvenida a la Patrona y que encuentre bonito Alaejos en su nueva visita.

Durante semanas se han elaborado blasones serigrafiados, lazos, guirnaldas y arcos de ramera natural y artificial para no perjudicar el medio ambiente; también se han realizado miles de flores de papel y plástico predominando los tonos blancos y azul: los colores de la Virgen, los mismos del estandarte y los atuendos de la cofradía de bailarines que cada 10 de Mayo y 8 de Septiembre preceden a la Virgen en romería alrededor de la ermita danzando a ritmo de tamboril y charambita.

También se han “desbaulado” las viejas sábanas y colchas bordadas para colgar a modo de gallardete en ventanas y balcones…Se han colocado altares, algunos de ellos muy bonitos e imaginativos, y toda clase de ornamentos para engalanar las calles por las que procesionará Nuestra Señora de la Casita.

Tras ruidosas y animadas vísperas durante buena parte de la noche, por fin amaneció el día esperado.

Las nubes encapotaban el cielo amenazando una lluvia que afortunadamente no cayó, permitiendo a los vecinos de las calles: Casita, Ramón y Cájal, Plaza Mayor, y Zabacos ultimar trabajos sin el agobiante calor de los últimos días.

Bajo el balcón de San Pedro, los quintos al amanecer habían “plantado” el Mayo y también el simbólico palo lucía  una guirnalda de flores blanquiazules.

Poco a poco el cielo había ido “abriendo” y por la tarde lució el sol y corría una ligera brisa muy agradable que invitaba a lanzarse a la calle para acompañar a la Virgen.

Muchos subimos caminando a la ermita para estar puntualmente en su salida y sin desespero, aunque si con ansiedad, aguardamos la llegada del sacerdote que lo hizo con media hora de retraso. Al parecer hubo de oficiar un bautizo en Sieteiglesias y los padres del bebe quizás llegaron tarde; un puñado de sietiglesieros impuntuales hicieron esperar a todo un pueblo ansioso por ver a la Virgen paseando sus calles.

A todos nos extrañó que el párroco, puntual por excelencia, no hubiera celebrado el bautizo sin la criatura con tal de no llegar tarde a su cita con la Señora, ya que un año –al menos- comenzó la misa de los quintos sin estar los jóvenes presentes porque llegaron unos minutos tarde… y en aquella ocasión no había ningún otro oficio, ceremonia o romería esperando.

Cuando al fin nuestra Chiquitita cruzó el umbral de su templo, rompieron el aire los primeros y emocionados vivas a la Patrona; algunos decían que posiblemente no vestía la ropa más bonita que tiene, pero al no haber consulta no hubo necesidad de consenso y la Virgen vistió al gusto de su camarera, que quizás no coincidió con el de la mayoría de la gente. El manto no será el más bello pero sí el mas “moderno” de los muchos que habitualmente cubren la milagrosa talla.

Sea el manto que sea, la Virgen de la Casita siempre brilla con luz propia y esta tarde la emoción me hizo ver que brillaba mucho más.
A las 7 de la tarde el cielo era de un azul intenso y las blancas nubes asemejaban enormes rebujos de algodón iluminados por el sol de la atardecida, armonizando con esos mismos tonos blanco y azul característicos de la Virgen y el intenso verde de los campos de trigo lindantes al camino.

Abrían el cortejo una veintena de caballos que caminaban sembrando el sendero de alegres relinchos, sonido metálico de aparejos y olor a boñiga que anunciaban presencia para evitar tener “suerte” al pisar alguna.

La Virgen bajaba en sus andas a hombros de la multitud de fieles que cada muy poco tiempo iban relevándose en las angarillas porque todos querían llevarla.

A las puertas del cementerio esperaba pacientemente Jesús Nazareno que tras varias reverencias a su Madre de la Casita, enfiló delante de Ella para bendecir a los fieles alaejanos que se apiñaban entorno a las dos imágenes. El pueblo estaba lleno de gente, muchos con lágrimas de emoción al ver por fin a La Chiquitita en romería por sus calles regadas de lilas, tomillo y diversas flores y plantas aromáticas.

Casi a las nueve de la noche terminó la procesión en la iglesia de Santa María y allí habitará la Virgen hasta el día 9 que regresará a la ermita, pero hasta ese momento aun quedan días de emociones y mucho trabajo adornando calles.

Mi granito de arena fue escribir y recitar frente a la Virgen la poesía de bienvenida que publiqué el domingo en mi Blog “El rincón de mis poesías” y esta completa crónica especialmente escrita para que mis paisanos ausentes, puedan captar la emoción que sentí y hacerla suya.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

El manto que llevaba ese día la Virgen tiene detrás una historia muy bonita, que quiza se debería saber, y en mi humide opinión la Virgen estaba preciosa.

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Pues estamos de acuerdo entonces no?

Me encantaría saber esa historia. Si la sabes será bien recibida.

Bienvenido al Blog y muchas gracias por el comentario.

Saludos.

Marisa

__MARÍA__ dijo...

Muy bien glosada esta celebración.
Ya en tu pregón, manifestaste una predisposición poética muy buena hacia esta imagen de La Casita.
Y aquí, nos haces vivir contigo esos momentos en que el párroco tardaba o cuando llega la imagen entre caballistas.
¿Sabes que el azul y el blanco son también los colores de la de Regla?
Bueno, ha sido un placer leerte y que nos hayas llevado a Alaejos sin haber estado nunca.
Voy a tener que ir ¿no?
A ver si los males nos dejan.

Besos Marisa.

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Por supuesto que tendréis que venir y no os arrepentireis.

Gracias wapa.

Besotes

Marisa

Celso Vázquez dijo...

Deseo agradecer tus magnificas cronicas de la bajada de la Virgen de la Casita al pueblo. Siento no haber estado pero con tus cronicas lo he vivido.
Yo que fuí hace 10 años pregonero, en estos momentos pediría que este año en Septiembre fueses la pregonera, de todo corazon lo mereces. Que se dejen de buscar como pregoneros a personas que tengan titulos. Tu con tus cronicas mereces ese puesto. Marisa. Gracias por tus cronicas y tu poesia a la Virgen. Tengo envidia de como escribes.

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Muchísimas gracias Celso. Decir que me ha sobrecogido su comentario sería quedarme muy corta.

Como ya le dije en otra ocasión, que una persona de su valía no sólo lea este Blog, sino que además deja comentarios tan cariñosos, me hace sentir que realmente lo que escribo merece la pena; no se si tanto como para merecer el honor de ser pregonera de las fiestas. El sólo hecho de que usted lo haya pensado me enorgullece tanto como si la invitación llegara desde el propio ayuntamiento.

Cierto que escribo tal como pienso y siento, sin tapujos ni cortapisas y la bajada de la Virgen me tiene tan emocionada que he querido ser de alguna manera los ojos de quienes no han podido estar en Alaejos durante estos días.
En unos minutos colgaré la crónica de la procesión del pasado miércoles. Espero que la disfrute tanto como parece haber disfrutado las anteriores.

Nuevamente millones de gracias por leerme y por pensar que merezco tanto.

Un abrazo.

Marisa

BIENVENIDOS...

... A este Blog creado para difundir noticias e historias de mi pueblo. Espero que encontréis aquí lo que andabais buscando. Si no es así y creéis que puedo ayudaros a conseguirlo, dejad la pregunta en un comentario, y a la mayor brevedad será atendido. Gracias por venir.