lunes, 12 de noviembre de 2012

BIENVENIDA AL MUNDO DANIELA



BIENVENIDA AL MUNDO DANIELA 12-11-12

Bueno Daniela pues ya estás aquí. Los más afortunados ya han podido ver tu preciosa cara. Nosotros aun tendremos que esperar un poco, pero tranquila que vamos a estar en contacto contigo.
¿Qué quién soy? Soy tu abuelita Marisa. ¿Sabes? Al igual que tus güelitus Jose y Amparo adoran como nieta a mi Lucía sin que por sus venas corra sangre con idéntico ADN; igual igual te voy a querer Daniela. Ya me siento tu abuela y estoy deseando verte.

¡Vale! Que no sabes lo que es el ADN. Eres muy pequeña, no quieras saberlo todo de golpe, aunque no te preocupes yo te informo.

ADN –para que tú lo entiendas- son las siglas en abreviatura de una palabra larguísima y complicada con información genética donde los mayores pueden demostrar que pertenecen a la misma familia, pero en nuestro caso ADN significa: A de Amor, D de Deseo y N de Nosotros.
Pequeña has de saber que llevar la misma sangre no siempre hace amarse a las personas. Nosotros Daniela, estamos unidos a tus papás y güelitus por algo mucho más importante: por el cariño y la amistad tan intensos que sentimos los unos por los otros y que por ello nos hemos convertido ya en familia.

Mi pequeña Daniela. Te hiciste esperar un poco. Los deseos de tu llegada eran tantos que se hizo eterno el amanecer de este día.

Eres una niña con suerte porque has llegado a una casa donde ya eres lo más importante en sus vidas.

Mientras estabas dentro de su tripita, mamá ha tenido muchas molestias lógicas en una mujer que espera un bebé, pero ella las ha soportado todas con la ilusión de saber que eso significaba que crecías sana y que cada día era uno menos para tenerte en sus brazos.

Mamá tiene un bonito nombre: Nazareth y su corazón latía al ritmo del tuyo. La has oído hablarte muchas veces. La voz fuerte que escuchabas es la de papá. Él acariciaba y besaba la tripa donde crecías para que sintieras su cariño. Se llama Fran y te quiere igual igualito que mamá.
Quienes te miraban embobados nada más nacer y lloraban al verte ¿sabes quiénes son? ¡Te hablé antes de ellos! Son tus güelus Jose y Amparo y ellos van a ser muy importantes en tu vida, en tu educación, pero sobretodo te van a consentir (sin malcriarte) y te darán el amor y la experiencia que pondrán para apoyar a papá y mamá ayudando en los momentos en que ellos se sientan un poco perdidos si alguna vez no saben cómo actuar si te ven malita o si lloras y no saben qué podrá pasarte.
Procura no llorar mucho, sobre todo por la noche porque tus papás estarán cansados y la noche es para dormir.

Querida nietuca Daniela, se bienvenida a este mundo que te espera con los brazos abiertos y no olvides que en Valladolid te quiere mucho tu abuelita:
Marisa.

4 comentarios:

María A. Marín dijo...

¡Ole tú y tus sentimientos!

Besos a porrillo.

Marisa Pérez Muñoz dijo...

¡Olé tú chipionera guapa!

Besotes muy obesos

Mariluz dijo...

PRECIOSOOO, el relato. Seguro que cuando ella, sea mayor, se le pondrán los vellos de punta, tal y como se me han puesto a mí, al leerte.

Un besote enorme

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Otro para ti tita guapa.

BIENVENIDOS...

... A este Blog creado para difundir noticias e historias de mi pueblo. Espero que encontréis aquí lo que andabais buscando. Si no es así y creéis que puedo ayudaros a conseguirlo, dejad la pregunta en un comentario, y a la mayor brevedad será atendido. Gracias por venir.