lunes, 20 de febrero de 2017

MAMMA MÍA EN VALLADOLID



MAMMA MÍA EN VALLADOLID   02-12-2016

Crónica manuscrita el 2 de diciembre de 2016. Por circunstancias por todos conocidas no fue oportuno publicarla en esa fecha; las posteriores fueron Navidad y otros tantos eventos que hicieron que permaneciera mi crónica en un cajón NO olvidado. Hoy me apetece compartirla para animaros si tenéis ocasión de ver el espectáculo allá donde sigan exhibiéndolo.

Aquella semana la pasé con una gripe de mastodonte, sin apenas bajar de los 39º de fiebre y con más medicación en el cuerpo que lunares (que en mi caso ya es decir); y pensando que no podría utilizar la localidad al lado de mi hija en el Teatro Calderón para ver el musical “Mamma Mía”.
Laura me regaló las entradas muchos días antes y las dos esperábamos ilusionadísimas el día del evento.
Afortunadamente a las seis de la tarde, con más pastillas en mi cuerpo que maquillaje y toda la ilusión del mundo, ocupamos esa localidad ganada a pulso.

Los primeros compases de la música que popularizó el grupo “Abba”, nos pusieron literalmente el vello de punta a las dos y las primeras emociones afloraban para no bajar en intensidad ni durante el descanso que aprovechamos para poder intercambiar impresiones y comprobar que coincidíamos en todas ellas; aunque esto no suele ser novedad, porque mi hija y yo afortunadamente coincidimos en muchas aficiones, sentimientos y vivencias.

La orquesta magnífica, igual que el cuerpo de baile. Naturalmente destacando “Nina”, que tiene la suerte genética de mantener el cuerpazo de la niña que daba a conocer su carrera  tras las gafas de secretaria en el “Un, Dos Tres” y amaba al añoso “Xavier Cugat”; trampolín importante para esos comienzos.
Además de su cuerpazo, conserva y regala su impresionante vozarrón (acorde con el tamaño de su caja dental).
Es posible que los actores no sepan lo que ocurre en el patio de butacas, porque realmente el espectador no recibe con igual intensidad las emociones que ellos ni sueñan que transmiten durante su actuación.

Lo que más me gusta de este musical, adaptado de otro extranjero, es precisamente que puedo entender perfectamente los diálogos ¡¡Soy así de obtusa!! ¡¡Que le voy a hacer!! Empleé mi tiempo en no tenerlo para estudiar idiomas, aunque a la edad que luzco, me he demostrado que mucha falta no me ha hecho… Por mucho que el saber no ocupe lugar y desee que mis hijas y nietas aprendan lo que el mundo obliga, aunque ese es otro tema muy aparte del que hoy comento.

En este caso, en la adaptación que nos ocupa, dan pinceladas “españolizando” la trama, que podrán gustar o no, pero tan respetables como si le gustaran a todo el mundo. En cualquier caso, ese pequeño garbanzo no estropeó mi olla repleta de entusiasmo por todo lo que estaba viendo; incluida la leve nota vallisoletana muy graciosa.

Sin duda alguna le pusimos altísima nota a este musical que tanto disfrutamos las dos y que tanto sufrimos pensando que no podría ser.

martes, 31 de enero de 2017

MI GRAN FIESTA SORPRESA



MI GRAN FIESTA SORPRESA   29-01-2017

Con dos días de antelación por aquello de poder juntarnos sin problema de horarios laborales, ayer domingo recibí una inmensa sorpresa como un huevo kínder, relleno de otras muchas que me hicieron vivir un día inolvidable.
Sabiendo que “las pillo al vuelo”, ha debido ser muy complicado tapar todos los huequecitos para que yo no sospechara lo más mínimo de todo lo que se estaba urdiendo a mi alrededor, tanto para mis hijas, organizadoras del evento,  como para mi marido en el papel de cómplice, y para el resto de colaboradores necesarios.
Nada se escapó y nada sospeché, por tanto ese primer objetivo fue conseguido a la perfección y el resultado fue una preciosa fiesta sorpresa llena de emociones, de risas, alegría y felicidad.

Me hicieron salir de casa durante toda la mañana con una muy buena excusa. Al volver a ella, me recibió mi marido con un precioso ramo de flores, con mis mejores amigos y la casa adornada y preciosa con montones de fotos de toda nuestra vida.
En todo momento en mi alma estaban los que ya no están y en mi corazón los que hubieran querido y por problemas obvios era imposible que estuvieran, con lo cual, me sentí rodeada de todo el cariño de las personas que de verdad quiero y me quieren.
Una vez repuesta –más o menos- del primer impacto, tuvimos la comida elaborada y servida por mis niñas y a continuación llegó la preciosa tarta con una muñequita de mi misma en todo lo alto rodeada de mis libros y papeles, sin faltar la máquina de coser que durante muchos años de mi vida ha sido mi inseparable compañera de viaje. Luego, recibí un montón de regalos y tras las risas, llegaron las lágrimas, muchas lágrimas de emoción y felicidad viendo pasar en imágenes toda mi vida. Fotos y mensajes llegados desde Villanubla, Cádiz y América directamente al corazón que hicieron presentes a quienes no podían estar en presencia.
Acertadísima la música para cada momento del vídeo. Todo un lujo que cuando lo ves para otras personas te gusta, pero cuando ves que es para ti todo ese trabajo y ese cariño; cuando ves pasar tus 60 años de vida en forma tan bonita, sientes que no estás sola y que todos tus desvelos y los esfuerzos y sacrificios que tuviste que atravesar para llegar a este día, han merecido la pena.
Voy a recordar por mucho, mucho tiempo este día. De veras, no tengo palabras más que de agradecimiento para todos vosotros: los presentes, los ausentes, y los que hubierais querido estar y os fue imposible.
Mis 60 años, de los que tanto presumo feliz, multiplicados por cientos adornando mi casa, mi mesa y mi felicidad.
Ropa nueva, una caja llena de besos que abriré cada vez que los necesite; cada vez que esté desanimada miraré el cariño firmado en mi preciosa tarjeta. Releeré la carta de mis amigas; veré las fotos de este día y las de mi precioso ramo de flores. Miraré el vídeo y sabré que vivo rodeada del amor de mucha gente maravillosa.

Queridos todos: Vivir 60 años con vosotros ha sido un lujo y va a seguir siéndolo para siempre.
 Gracias eternas. Os quiero

domingo, 15 de enero de 2017

PINGÜINOS EN PUCELA



PINGÜINOS  EN PUCELA  14-01-2017

Con frío casi polar, sol de aún lejana primavera y mucho ruido, regresa un año más a Valladolid la más famosa concentración pingüina, clásica ya en la ciudad donde pazco.
El aterimiento no arredra el ánimo de moteros y moteras que a lomos de sus jamelgos de dos ruedas se acercan desde cualquier lugar de España y parte del extranjero a disfrutar de un frío que aquí les regalamos sin necesidad de presentar credenciales.

Fin de semana donde la ciudad permanece tomada por bramido de motores,  ropas de cuero y camaradería.
Nuestra Plaza Mayor lucía su esquelético árbol de Navidad rodeado de motacas impresionantes como si de regalos de Reyes Magos se tratase.
Calles, avenidas, plazas y paseos cuajadas de motos paradas en hilera para ser admiradas por el público en general o rodando al ritmo del apretón de aceleradores, de caballitos y piruetas que roban el aliento a quienes tenemos sentido y temor por la integridad física del exhibiente quemador de ruedas.
Quizás el ruido ensordecedor no deja conversar tranquilamente a los paseantes que lo aguantan respetuosos sabiendo la ilusión y el divertimento que ello supone para nuestros moteros.

Hoy Valladolid pierde gustosa la monotonía invernal para convertirse en el hábitat de estos pingüinos de pinar, carpas y asfalto. Fiesta, hogueras que calientan cuerpo y espíritu; amistad, antorchas en recuerdo de los que ya no volverán encendidas en la noche en interminable hilera. Sopas de ajo que calientan el estómago al ritmo del castañeteo de dientes y huesos congelados. Risas, abrazos de bienvenida y llanto de despedida hasta los siguientes eventos, que llámense como se llamen concentra a los amantes de las dos ruedas allá donde los convoquen.

Un año más –y ya van 29- nuestra comida de amigas coincide con esta fiesta. ¿Casualidad? ¡¡Tradición!! ¡¡Qué le vamos a hacer!! Ojala podamos volver a ver la metamorfosis pucelana con la misma ilusión… Y si se puede con más, mejor que mejor.

lunes, 12 de diciembre de 2016

ADIOS MADRE



   12-12-2016

¡¡Bueno Mª Paz!! ¡¡Pacita!! Acabas de dar el gran paso. Terminó tu recorrido terreno para irte al lado de mi padre y de los tuyos; de tu querido hermano Pedrito al que nunca dejaste de llorar, de Antonia tu hermana mayor y de tantos seres queridos a los que un día diste un doloroso adiós.
Ahora ya sabes lo que hay después. Ya sabes qué es verdad y cual era mentira. Quien te quería de veras y quien no tanto. Así es la vida para todos nosotros.
 Has sido una mujer humilde, muy coqueta siempre, de carácter recio… muy recio en ocasiones. Con un particular sentido del humor, con salud de hierro y leves achaques. Independiente, dominante, religiosa, trabajadora, voluntariosa, inquieta, siempre dispuesta a hacer favores, profundamente amiga de tus amigos; prueba de ello son todos los que estos días han llorado tu inesperada partida.
Fuiste también adorada hermana y fabulosa tía de tus múltiples sobrinos, sobretodo de Feli y Charo. Gran abuela y bisabuela y como madre ¡¡Qué te vamos a decir mi hermano y yo que tú ahora no sepas!!
Pude darte la enhorabuena porque has vivido como has querido dentro de tus posibilidades y has muerto como deseabas, sin darte cuenta, sin dolores, sin sufrir ni hacer sufrir. Ese ahora es el único consuelo.
Nada ni nadie hacía sospechar que tu partida estuviera tan cercana, por eso nadie podía creer tan trágica noticia y aún hoy, una semana después seguimos sin creer lo que ha ocurrido, que ya nunca volveremos a verte hasta que como tú crucemos al otro lado.
Ya puedes mirar a los ojos a la Chiquitita. Ya puedes cantarle los gozos con la mejor voz y la misma ilusión con que lo hacías en la ermita durante las misas importantes en estos últimos años.

Me reconforta pensar que mi padre y tú estáis juntos como soñé. Jóvenes, guapos, felices, de la mano eternamente viviendo vuestro amor sin que nadie ni nada interrumpa esa felicidad merecida.
Continuaré escribiéndoos cartas que quizás no publique, pero que estoy segura os encantará recibir.
 Descansad juntos y en paz mis queridos padres. Os quiero tanto como os dije y tanto como pude o no demostraros, porque nunca es suficiente.

sábado, 10 de diciembre de 2016

GRACIAS POR VUESTRO PÉSAME



  Muchas gracias a todos los que de corazón habéis sentido la muerte de mi madre. A todos cuantos nos habéis acompañado o mostrado en estos días el cariño que sentíais por ella.

Gracias en nombre de mi hermano y cuñada; de tía Chus y su familia y de la mía propia.

Gracias, gracias, gracias…

BIENVENIDOS...

... A este Blog creado para difundir noticias e historias de mi pueblo. Espero que encontréis aquí lo que andabais buscando. Si no es así y creéis que puedo ayudaros a conseguirlo, dejad la pregunta en un comentario, y a la mayor brevedad será atendido. Gracias por venir.