domingo, 20 de abril de 2014

DOMINGO Y FIESTAS DE GUARDAR, ¿IR A MISA O AL VERMÚ?


20-04-2014

Domingo y fiestas de guardar, ¿ir a misa o al vermú? Esta es una pregunta que me hago muy a menudo, aunque la respuesta creo que es demasiado obvia.

Desde que tengo memoria, las gentes se arreglan con las mejores ropas y hasta joyerío que tienen para ir a misa… ¿A Misa o a lucir “los majos”?
No es crítica, es reflexión, porque vestir con mínimo decoro para asistir a la Casa del Señor, es lo lógico y decente.
Me consta que hay muchos ministros de Dios que emplean su vida en “menos predicar y mucho más dar trigo”. Me consta también que hay inmensa gente con fe verdadera y vida sin mácula, pero a estos no va dirigida mi “verborrea” de ociosa con afición a escribir lo que siente.

Si fuera sólo acudir a Misa a cumplir con los mandamientos de la ley de Dios, no importaría el ropaje, y mucho menos la duración de la liturgia.
De qué sirve ir con recogimiento a escuchar lo que el cura de turno tenga a bien soltar en el púlpito, si en vez de hacerle pizca de caso al sermón, te pasas el rato mirando al reloj pensando: “cómo se está enrollando de mala manera el plasta este”, impaciente calculando cuánto tarda en decir “palabra de Dios”. Que en vez de contestar “Te alabamos Señor”, muchos gritarían a pleno pulmón “¡¡Ya era hora!!”.

Si eres mísero (de misa), debería encandilarte el orador con su palabrería incontenible y al salir sólo tendrías ganas de hacer el bien a los contemporáneos que te rodean, en vez de salir malhumorado por lo mucho que tarda en proclamar la Palabra de Dios “el pesado” del sacerdote.  

Por otra parte también me pregunto si algunos curas son tan inocentitos que no saben lo que piensan sus feligreses, o si aun sabiéndolo, lo hacen más adrede para alimentar su ego de “Hago lo que quiero porque no hay güevos de decirme lo contrario”.

Entiendo que entre los que asisten a Misa tiene que haber de todo: buenos, malos, regulares y ni fu ni fa pero si he de creer en una religión verdadera, la católica es la que más podría acercarse puesto que en ella fui bautizada por mis padres, aunque me gustaría creer que es una religión que sana el alma y robustece el cuerpo,  sin maquillaje, sin mentira, sin ostentaciones, sin alharaca, que da a Dios lo que es de Dios, que quien la sigue lo hace con verdadero amor a Dios, y después de escuchar con amor su palabra, regresa al hogar pleno de felicidad, de tranquilidad y haciendo el bien, nunca rogar con un mazo en la mano y cuanto más duro pegue mejor.

O Misa o vermú, porque asistir a ella y cabrearte por la duración de la oratoria, te quita puntos y hace que la Misa no sirva para nada.
De lo contrario, si tú opinas que la eucaristía no debería durar más de media hora, pues no aguantes las dos horas y media del Domingo de Ramos, vete de la iglesia a los treinta minutos que computa más.

Si al sacerdote le hacéis pensar que os gusta lo que dice, dure lo que dure; si no le hacéis saber que es un pelma insoportable, no os quejéis.
Si por el contrario, se lo decís y no os hace caso, porque ahí manda él con sus sotanas, pues tenéis tres opciones, o aguantar religiosa y cristianamente lo que tenga a bien soltaros… Saliros en cuanto empiece el tostón (perdón, el sermón), o simplemente quedar con los amigos a tal hora en tal bar para tomar el vermú, lucir la ropa nueva y marchar a casa desprovistos de pecado, porque renegar de lo que dura la misa por lo plasta que es el cura, es pecado y de los gordos.

4 comentarios:

Viviendo de risa dijo...

Esto es muy habitual, mucho.
A mi me recuerda esto unas palabras del llamado San Pablo:

"Más sabe esto, que en los últimos días se presentarán tiempos críticos, difíciles de manejar.
Teniendo una forma de devoción piadosa, pero resultando falsos a su poder". 2 Timoteo 3:1, 5.

Como siempre, das en el clavo.
Besos

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Gracias por tu comentario Rosama, como siempre tan cariñoso.

Un abrazo

María A. Marín dijo...

Como ya no pertenezco a la iglesia con esas liturgias, mi opción es el vermú, para lo cual iré debidamente acompañada de todos los majos que hagan falta.
¡Ah! y vestida para la ocasión, naturalmente.

Besos guapa.

Marisa Pérez Muñoz dijo...

No esperaba menos maría jajajajaja

Tomaremos juntas uno algún día??

Besazos

BIENVENIDOS...

... A este Blog creado para difundir noticias e historias de mi pueblo. Espero que encontréis aquí lo que andabais buscando. Si no es así y creéis que puedo ayudaros a conseguirlo, dejad la pregunta en un comentario, y a la mayor brevedad será atendido. Gracias por venir.