sábado, 28 de septiembre de 2013

ANGEL GARÓ EN ESENCIA



   28-09-2013
Fin de semana lluvioso y otoñal predijeron y esta vez acertaron. Llueve como si se lo hubiéramos pedido en rogativa a la Virgen de la Casita.
Hoy la lluvia no me impedirá acudir al teatro Carrión del Valladolid en el que hoy me mojo; para disfrutar del espectáculo “En Esencia” que Ángel Garó actualmente placea.
Cuando me instalaron Internet allá por mil novecientos y pico, la primera palabra que puse en un buscador fue “Alaejos”, la segunda “Ángel Garó”.
En aquel entonces –incipiente Internet- poco –muy poco- salía sobre él, y ahora que Ángel Garó, se prodiga escasamente en televisión –porque en la tele de ahora no tiene cabida el humor inteligente ni los personajes que se resisten a desnudar su alma para que la pisoteen echando por tierra años de trayectoria y trabajo impecable; ahora lo veo desde la ventanita que se llama “Youtube”. Desde ella puedo seguir admirando a Ángel Garó, porque de la vida de  Ángel Manuel Paredes Hortelano nacido en La Línea de la Concepción un 12 de Enero de hace 48 años no me interesa nada en absoluto. Esa es su vida privada y la respeto tanto como a su maestría en crear e interpretar humor o rapsodia; porque escucharle recitar también me ha puesto el vello engominado, casi tanto como me reí a mandíbula batiente viéndole derramar arte andaluz; gracia de Cádiz; señorío de La Línea de la Concepción y sensibilidad humana, en cada una de las apariciones que hizo en la pequeña pantalla.

Desde hace unos pocos meses, este grandísimo actor recapitula 25 años de trayectoria; yo por fin podré verle en directo en un escenario para celebrar casi idénticos años de admirar su arte.
Desde aquel ¿Pero esto qué es? En el que interpretaba una magnifica imitación de Lola Flores y a un pariente de “Chikito Nakatone” que se llamaba “Chikago Mipeo” cantando su esperpéntica “sevillana japoné” que aprendí de memoria.
Seguí aquel programa con la ilusión de ver alguna vez más al nuevo “humorista” y tuve suerte, apareció Sara Montiel intentando fumar, pero estaba demasiado “oxidada” para lograrlo. Luego el fabuloso cantador de tangos y por último el primer Juan de la Cosa, tan distinto al que luego terminó siendo.
Desgasté las cintas del antiguo video Beta en que grabé aquellos programas, tanto como las de VHS en que las copié.
Guardo todas las veces que apareció en el 1,2,3. También “Juego de niños” jovencísimo con Javier Sardá ; luego “Pirateando” en “De tú a tú”, donde tuvimos la oportunidad de conocer a personajes entrañables como Gracielo Reina al que tanto extraño y donde conocimos a Maruchi cuando estaba tan mal de los nervios. Después su simpática aparición en “La vuelta de la fama” o en “Hola Rafaella” y por supuesto el sin par “Personas Humanas”. Lo vi tantas veces que aprendí los diálogos casi a la perfección.
Esperé impaciente que hicieran lo mismo con “En Off” obra de la que vi un pedacito que pusieron en 1994 y ya sabía que me iba a gustar mucho. Nunca lo emitieron y me quedé sin poder verlo, como tampoco la tercera parte de la trilogía que no sé siquiera si lo llegó a estrenar.
Con mucho sacrificio –por lo horrible que era el programa- no me perdí “El Semáforo” tan sólo esperando el momento en que aparecían sus personajes.
También grabé y vi varias veces el “Sorpresas y Lágrimas” con aquellas sorpresas que a él mismo le hicieron en Sorpresa sorpresa.
Luego disfruté viéndolo en  el programa de Carlos Herrera, -donde conocimos a su hermana Olga-; o sus entrevistas o colaboraciones en:   “Espejo secreto”; “Pasa la vida”; “De tú a tú”; “Tal cual”; “Q.M.D”; “Qué apostamos”; “De domingo a domingo”; “Tiempo al tiempo”; varios “Gente con chispa”; “Furor”, “¿Quién dijo miedo?”; “Shala Kabula”; “A toda risa”; “Waku Waku”; “Ankawa” aguanté por verle aquellos programas de sábado “Risas y Estrellas” o “Noche de fiesta”; “Humor se escribe con H”; “¿Qué apostamos?”; “El concurso del siglo”; “El destornillador”; presentando el concurso “Si o no”; “Los irrepetibles de Amstel”; “Mira quien baila”…
Pero de aquella lejana época, recuerdo que uno de mis favoritos –si es que alguno  puede serlo más que otro- fue el “Curso del 99”. Ahí me emocioné muchísimo. Tanto como me enfadó que Antena 3 no llegara a estrenar el “Por ti sería capaz de matar”.
Tantos y tantos programas que redisfruté entre amigos a los que hice admiradores de “Garó”; amigos y programas ahora cubiertos por una gruesa capa de olvido para muchos y que yo sigo recordando –y conservando- con tantísimo cariño; así como retazos y retales de posteriores entrevistas o actuaciones; sin olvidar las dos películas en las que prestó su voz “El emperador y sus locuras” o el irrepetible trabajo que le llevó a poner un total de 32 voces (todas) las de los personajes de la película “Ferngully”.
 Cuando anunció su libro “Málaga de mi pasión”, también lo busqué, pero en Valladolid me fue imposible. Se me ocurrió telefonear personalmente al Corte Inglés de Málaga y muy amables me lo enviaron. Así pude disfrutar de un precioso libro tanto en continente como en contenido y pude ver una faceta absolutamente distinta; algo que nada tiene que ver con sus dotes actorales en humor.
Junto al libro “Málaga de mi pasión” regalaban un CD con grabaciones en directo de Ángel Garó recitando.
 Como veis, Ángel Garó en mi casa es uno más de la familia –con perdón-.

4 comentarios:

María dijo...

Espero que disfrutes como te mereces.
¡Un sueño cumplido!

Besos guapa.

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Hola guapa!!
Sí María, otro sueño cumplido más; este largamente esperado te lo aseguro.

Besazos pareja

Rosama dijo...

Comparto contigo cada palabra.
Besos

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Seguiremos en contacto. Un beso

BIENVENIDOS...

... A este Blog creado para difundir noticias e historias de mi pueblo. Espero que encontréis aquí lo que andabais buscando. Si no es así y creéis que puedo ayudaros a conseguirlo, dejad la pregunta en un comentario, y a la mayor brevedad será atendido. Gracias por venir.