jueves, 27 de junio de 2013

ONCE AÑOS DESPUÉS MOTO SIEMPRE



     No te recuerdo sólo cada 18 de junio. Estás muy presente en mi vida, aunque ahora  el dolor se va suavizando y se diluye la martilleante pregunta: "por qué".
Te sigo sintiendo tan cerca como cuando estabas aquí. Recuerdo tu voz, tu risa, tu sonrisa y tu mirada como si acabaras de decir hasta mañana... Te sueño y casi puedo conversar contigo tal y como lo hicimos tantas veces.
Sigo esperando respuestas, nunca dejaré de reprenderte por la decisión que estoy segura tomaste sin darte cuenta del daño que nos hacías. Por mucho tiempo que pase siempre serás mi niño y siempre te agradeceré que fueras tú quien hizo que Víctor y Laura se conocieran y sean tan felices como son... Estoy segura que tu también encontraste la felicidad que perseguías y continúas componiendo canciones y encontrando teorías matemáticas.
Te quiero Jesús... No necesito llorarte para quererte; ni recordarte con rencor por volar sin alas, ni mirar tu foto para no olvidarme de ti. Sólo necesito que continúes acudiendo a mis sueños para saber que sigues bien y eres feliz.
Te quiero Moto; mi niño grande.

martes, 4 de junio de 2013

MUSICAL EL REY LEÓN



 No soy especialmente aficionada a los musicales, pero sí lo soy de los buenos espectáculos y en esta ocasión he disfrutado de “El Rey León”, el magnífico musical que exhiben en el Teatro Lope de Vega de Madrid.
Pocas veces me ocurre, pero  esta vez es una de ellas y -como reza el cartel- me he quedado sin palabras para poder describir las emociones sentidas en ese teatro.

Desde que levantan el telón hasta que más de dos horas después vuelven a echarlo, en el escenario no dejan de ocurrir maravillas.
Una puesta en escena impecable que refleja fielmente la película del mismo nombre que Disney estrenara en 1994, que tantas veces pude ver junto a mi pequeña Irene hace apenas 19 años  y he vuelto a redescubrir al lado de Lucía cuando aún pasaba las mañanas a mi cuidado.

¿Alguien se imagina cómo puede representarse en un teatro la estampida de los Ñus, o el despeñarse un león desde un acantilado? ¿O la aparición entre las estrellas de Mufasa? Pues se puede. Todas y cada una de las escenas son increíbles. La música en riguroso directo igual que las maravillosas voces; el movimiento acompasado de hombre y “animalito” hacen que los dibujos animados de Disney cobren vida en los actores que caracterizados de hienas, leones, monos, jirafas, cebras, antílopes, ñus, pájaros…
Zazú, Timón, Pumba, Nala, Simba, Scar, Mufasa, Sarabi, Rafiki, Shenzi y todos los “extras”, incluidos los elefantes que salían desde el patio de butacas y las jirafas que recorrían parsimoniosas la sabana; todos y cada uno de los animalitos y situaciones que forman la trama y que nos mantuvieron emocionadas, como pegadas con loctite a las butacas y que hicieron que esas largas dos horas, se nos pasaran en un suspiro y nos quedáramos con la ilusión de volver a verlo y recomendaros (sin comisión) que si podéis no os lo perdáis.
He prometido que si sigue en cartel cuando Lucía tenga algún añito más, volveré a verlo con ella.

BIENVENIDOS...

... A este Blog creado para difundir noticias e historias de mi pueblo. Espero que encontréis aquí lo que andabais buscando. Si no es así y creéis que puedo ayudaros a conseguirlo, dejad la pregunta en un comentario, y a la mayor brevedad será atendido. Gracias por venir.