lunes, 19 de marzo de 2012

FELÍZ DÍA DEL PADRE

26-MAYO-2004
Querido padre: Éste es el primer día de San José en que no podré hablar contigo para decirte felicidades, que lo pases bien.
Tendré que mirar la estrella desde la que cada noche nos miramos y mutuamente nos deseamos dulces sueños.
Este primer año es difícil. Pasa el tiempo y todo cambia, pero hay una cosa que sigue igual: tu ausencia.

No pudiste estar el día que pusimos en las andas de la Virgen de la Casita a Lucía, la bisnieta que tanta ilusión te hacía tener y la enfermedad te impidió disfrutar de la maravillosa niña que tenemos.
No estabas presente por primera vez el día de tu cumpleaños. Físicamente no estabas en la boda de tu nieta Laura, a la que adorabas y no dudabas en proclamar que era “tu preferida”, aunque igualmente adorabas a Cecilia e Irene; y no estás en el día del padre.

Aunque no puedo verte sigo sintiéndote muy cerca. Tú sabes en qué instantes y de qué forma me diste fuerzas para sonreír cuando sólo sentía ganas de escapar de aquellos momentos.
Me ayudaste a poner en las andas a Lucía, sentí tu brazo fuerte asiendo el mío para sujetar emocionado a la niña.
Estabas a mi lado mirando a través de mis ojos la felicidad de Víctor y Laura el día de su boda. Te vi muy guapo con la “cobatra” que preparaste el mismo día que supiste que se casaban. Incluso saliste en algunas fotos, porque aquella luz en el cielo eras tú sonriendo al lado de tu nieta, igual que me devolviste el saludo durante el cóctel llenándome de fuerza para continuar feliz en la fiesta.
Me ayudas a encontrar cosas perdidas; me guiaste para encontrar la ropa que tan guapa lucí en la boda… no me dejas llorarte porque si me ves desfallecer, te las arreglas para hacerme sentir tu presencia.

Cada día te hablo y veo tu gesto y tu sonrisa picarona cuando me sale espontánea alguna “Sebada”.
Echo de menos poder acariciarte, pero aún tengo en mis dedos el tacto de la última caricia y en mi mente el olor de tu piel gastada; de tu sonrisa apenas mueca, el tacto de tu mano apretando la mía como única respuesta a mis preguntas porque estabas demasiado cansado ya para contestar con tu voz quebrada; de tus últimos te quiero apenas perceptibles pero tan intensos como la primera vez que te oí decírmelo.

Hoy te escribo porque quiero compartir mis sentimientos con quien quiera leer esta carta y porque me apetece una vez más decirte al oído que te quiero… guapo, guapo, guapo; gracias por haber sido mi padre; valiente, valiente, valiente… Gracias por ser el mejor padre del mundo. Gracias por evitarme tantos golpes; gracias por jugar conmigo cuando era niña. Gracias por mirarme embobado y decirme: “HIJA, eres la mejor, la más lista”. Gracias por tantas sonrisas, gracias por imprimir genéticamente en mí todo lo bueno que tenías: Tu amor por el trabajo y por tu gente, tu sentido del humor, tu ingenio y hasta tu genio… Gracias por quererme tanto y por decírmelo siempre. Gracias por no dejar de estar a mi lado ahora que te has ido. Gracias por ser para mí la estrella que más brilla cada noche.
Guapo, guapo, guapo… Valiente, valiente, valiente… te quiero, te quiero, te quiero…
Foto colgada en Facebook por Cesar Mira

9 comentarios:

marialuz dijo...

Animo guapa! que seguro tu padre te está sonriendo al leer esta carta. Un beso.

María dijo...

Muy emotivo, Marisa.
Para mí, demasiado.
Hace cinco años y tres meses de la ausencia de mi papá y lo añoro tanto.

Besos.

LAURA dijo...

MUCHAS FELICIDADES YAYETE. TE QUIERO

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Sí Mariluz, estoy segura que mi carta le gustó, se la leí al oído anoche mirando la estrella.

María, sé que amabas a tu herrero tanto como yo al mío y por eso nunca dejaremos que se vayan, mientras nuestro corazón y nuestra mente les recuerde, ellos estarán aquí.

Tu Yayete también te sigue queriendo preciosa.

Gracias y Besos a las tres.

cecilia dijo...

Aun con lágrimas en los ojos al leer tu carta al yayo,aprovecho también para felicitarle y por supuesto para decirte que me ha encantado.

FELICIDADES. OS QUIERO

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Bien sabes que tu felicitación le ha llegado.

Gracias princesita.

Mariluz dijo...

PRECIOSA, PRECIOSA, Y PRECIOSA, tu carta, Marisa, al igual que tan sentida...

No es para menos, pues he sido "testigo", del AMOR, que mutuamente os teníais y del ORGULLO que tu papi sentía por ti.

Un beso bien grande.

Conchi Pérez dijo...

HOLA PRIMA, ME PARECE PRECIOSA LA CARTA DE FELICITACION Y ME EMOCIONO AL LEERLA.UN BESO ENORME PARA TI POR SER TAN ESPECIAL,

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Sí Mariluz, Bien sabes cuanto le quiero, porque el "quería" no sería cierto. Le sigo queriendo y así será mientras yo viva.

Conchi prima, gracias por tus palabras, me alegro infinito que sientas así. Sé muy bien lo importante que es para vosotras "El Tío Antonio" (sobre todo Estrella y tú)

Gracias por vuestro ánimo.

BIENVENIDOS...

... A este Blog creado para difundir noticias e historias de mi pueblo. Espero que encontréis aquí lo que andabais buscando. Si no es así y creéis que puedo ayudaros a conseguirlo, dejad la pregunta en un comentario, y a la mayor brevedad será atendido. Gracias por venir.