viernes, 25 de noviembre de 2011

PROGRAMAS DE TELE5 RETIRADOS

PROGRAMAS DE TELE5 RETIRADOS

Otra vez a vueltas con la telebasura.
Aprovechando que no me gusta hablar (ni escribir) de política, y mucho menos de economía y finanzas; y aprovechando que tengo un rato libre, hoy le toca a mi “afilada pluma” croniquear sobre lo que parece ser un atisbo de cordura en “la cadena amiga”.

Ya se sabe que desde que la madre de un presunto delincuente apareciera en uno de sus programas, le han sido retirados los pastizales de los que se nutrían arrastrando en la debacle a otros que llenaban de griterío informe los hogares de quienes tenían a bien visionarlos.
Al quitarles “la sopa boba” de la publicidad, han abierto la caja de “pandorga” retirando de la parrilla un par de esos prograggggmas de gente viviendo en tierra de “Jauja” que hacen de su profesión un grito; dos programas entrañables, que lo son, porque sacan las entrañas del primero que se les pone por delante (o por detrás).

Quizás está cerca el día en que todos esos famosacos que viven del cuento y el pellejo ajeno, pasen a formar parte de una larga lista de anónimos que trabajen sintiéndose totalmente realizados, donde sin ofender a nadie, puedan seguir gritando alto y recio; ganándose el sueldo con sudor, no de sauna, si no con lo que mejor se les da: como arreadores de mulos.

Yo, también soy de los que, como decía "Love" en su chirigota "Los Falsos" del año 2010: “no veo la tele” pero me entero de todo.

Dentro de lo malo, “La Noria” no es de lo peor, aunque con darle tiempo se haría, porque van contratando a personajes polémicos, gritoparlantes y afamosados que no saben ser entrevistados los unos, ni entrevistar los otros, quizás porque tampoco tienen alguien medianamente interesante que responda o a quien preguntar.

Para entretenerme y pasar el rato prefiero otras cosas, pero como hablamos de tele; me gusta ver “El Hormiguero”, el recientísimo “Comecocos”  que demuestra que se pude debatir sin gritar,  respetando el turno de palabra y entretener sin ofender.
Soy asidua de “Pasapalabra”, “Ahora caigo”, (entre otros muchos) que para ponerme de mal humor, no me hacen falta ninguno de los otros.

En contra de lo que pueda parecer, ni me paso todo el día viendo la tele, ni sólo veo documentales, soy un espectador más con gustos y criterios propios; de lo que emiten, veo lo que me apetece, critico lo que me parece y utilizo el mando a distancia cuando me place; igual que tú, pero al igual que tú, estoy deseando poder decir abiertamente y sin que se me tache de lerda: “veo este programa y me gusta”… o no.
Eso ocurrirá si las cosas siguen como apuntan y poco a poco desaparecen por completo esos “basura”; se desperezan  los guionistas y crean programas que, nos gusten o no, sean dignos de ser respetados;

Programas que por entretenidos, amables y cultos, me hagan ir a la cama con dolor de sofá y “quitada de la pena”; que para aburrida y necia, ya está la vida real.

2 comentarios:

María dijo...

Cuando veo (aunque sea de refilón) estos programas caca, me vienen a la cabeza las criaturas que se tienen que quedar en un sillón o una cama obligatoriamente y lo único que tienen para distraerse es la caja tonta.
Se comprende que son personas mayores o inválidas, pero también tienen derecho a programas entretenidos de calidad...¡como no!

Besos.

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Cuanta verdad hay en tus palabras amiga mia.

Besotes sinceros

BIENVENIDOS...

... A este Blog creado para difundir noticias e historias de mi pueblo. Espero que encontréis aquí lo que andabais buscando. Si no es así y creéis que puedo ayudaros a conseguirlo, dejad la pregunta en un comentario, y a la mayor brevedad será atendido. Gracias por venir.