lunes, 8 de noviembre de 2010

AGRADECIENDO VUESTRAS FELICITACIONES

Quisiera agradecer a todos nuestros amigos y conocidos las muestras de cariño, felicitaciones y regalos que hemos recibido tras el nacimiento de nuestra querida nieta Lucía.

Todas esas muestras en igual medida nos han hecho muy felices y hoy quiero compartir con todos vosotros -englobando en ellas vuestro cariño- dos cartas que estoy segura van a gustaros.

Una es la entrada que minutos después de conocer la noticia colgó en su Blog Inma, una buena amiga gaditana, a la que conozco desde hace muy poco tiempo, pero que ha sabido calar muy hondo en nuestro corazón y las dos familias ya somos amigos para siempre.
Este es el enlace a la entrada del Blog de Inma "Bienvenida a la vida".

Esta que os dejo a continuación, es la carta de un viejo amigo al que en esta casa se le quiere y respeta. Hizo a mis hijas sus "nietas adoptivas" y las quiere como un verdadero abuelo. En casa es querido y conocido como "El Yayo Félix".
Estoy segura que si mi padre supiera escribir tan bien como él, habría dedicado algo parecido a esto.
Esta carta precisamente por que mi padre está perdiendo facultades y con ellas la memoria cobra mayor importancia si cabe, porque se que él sentíría igual que el yayo Félix, por eso, en homenaje a mi padre (Bisabuelo Antonio de mi nieta), al yayo Félix y a todos los abuelos que lo son y están orgullosos de serlo, os dejo esta preciosa carta.

Queridos amigos, Jose y Marisa, abuelos primerizos:
La llegada del primer nieto es el mejor regalo que se les puede hacer a los abuelos, resulta toda una inyección directamente al corazón de emoción, de alegría, de vida. Aún digo más, la llegada de los hijos de nuestros hijos es un momento decisivo en la trayectoria de nuestras vidas, entre otras cosas nos hacen renacer el espíritu del niño que todos llevamos dentro, y a través de sus ojos vemos cosas olvidadas de nuestra infancia, como saborear en el alma aquellas caricias maternas.
El modo de ser de los abuelos depende muy significativamente de cómo se haya vivido la niñez, de cómo se fue hijo, de cómo se fue nieto, por ello estoy imaginando a Jose, silencioso, pero con los ojos iluminados contemplando embelesado a la preciosa criatura, y a ti, Marisa, maravillosa abuela, conociendo el entusiasmo que pones en las cosas, lleno plenamente el corazón de ilusión, de amor, de alegría e ilimitadamente feliz, cual debe ser si la preciosa enanita Lucía será, sin posible duda, fuente inagotable de sentimientos positivos.

Eso de que se quiere más a los nietos que a los hijos es un decir, lo que sí es cierto es que la experiencia que da la edad nos brinda una segunda oportunidad de volver a ser padres, en esta ocasión sin los errores de la primera y sin la responsabilidad directa de cuidarlos, alimentarlos, educarlos…también ocurre, en mi opinión, que los abuelos tienen una magia especial con los nietos que es diferente a ser padres.

Para algunas personas ser abuelos significa enviarlas directamente a la tercera edad, convertirlas en viejas, todo lo contrario, es sentir renacer interiormente una fuerza nueva que nos impulsa a vivir novedosas experiencias, recuperar ilusiones y energía, aprender con cada paso del pequeño ser. De verdad, a mí los nietos me dieron mucha alegría, pasé con ellos mucho tiempo, juntos jugamos, paseamos, corrimos aventuras…y puedo asegurar que todo ello es algo que tuvo y tiene un sentido especial que llenó mi vida

Cecilia y David, entusiasmados padres primerizos, Laura e Irene, nuevas tías, que el feliz aterrizaje en el planeta Azul de la chiquiritina Lucía llene vuestros corazones de felicidad y vuestro hogar de risas y alegría

Abrazos y besos.

Félix

6 comentarios:

María dijo...

Dicen que es de bien nacido ser agradecido. Eso te honra.
La verdad es que nos ha alegrado a todos saberos tan felices.
Y nada, que sigáis así.
Besos a repartir

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Chas gracias Wapa. Se que lo dices de corazón ¡Ah! procuraré enseñar a Lucía a hablar sin diminutivos para que cuando crezca no sea tan ridícula como la enfermera que te hizo la densitometría.
Ya me contarás los resultados.

Besotes enormes para Manuel y para tus "huesitos".

Marisa

P.D. Si queréis saber de qué hablo pinchar este "enlacito".

http://buenamaria.blogspot.com/2010/11/hablando-se-entiende-la-gente.html

Inma dijo...

Ahora la emocionada soy yo. Le he escrito en mi blog cartas a muchas personas, pero la llamada de tu hija el domingo fué lo más gratificante.
Gracias guapa.

Un beso:

Inma.
P.D. Me estoy terminando el libro de "la madrastra". Pronto leerás sobre que me ha parecido.

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Me dijo Cecilia que hablaba contigo como si te conociera de "toda la vida", algo muy parecido a lo que siente por su "tita Mariluz" nuestra querida gaditana.
El día que os conozcais en persona no os callará nadie jejeje.

Miles de gracias por todo y millones de besos a los cuatro.

Marisa

Anónimo dijo...

Recientemente me encontré con tu blog y he estado leyendo a lo largo. Yo pensaba que iba a dejar mi primer comentario. No sé qué decir, excepto que he disfrutado de la lectura. blog de Niza.

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Muchas gracias por tu visita y comentario. Me alegra que lo hayas disfrutado.

Marisa

BIENVENIDOS...

... A este Blog creado para difundir noticias e historias de mi pueblo. Espero que encontréis aquí lo que andabais buscando. Si no es así y creéis que puedo ayudaros a conseguirlo, dejad la pregunta en un comentario, y a la mayor brevedad será atendido. Gracias por venir.