jueves, 3 de junio de 2010

VIEJAS O NUEVAS... ¿QUE OPCIÓN ELIGES?

Hay épocas malas en la vida -y esta es una de ellas- que aunque para vivir te son necesarias, casi imprescindibles, a las nuevas no se las puede ni mirar, porque sería casi pecado y las viejas están ajadas y desaboridas.

Si pretendes  utilizarlas para lucirte en algunas de esas ocasiones especiales; las viejas pueden arruinarte el momento y las nuevas te arruinan el bolsillo. 
En estos casos, la experiencia nos dice que vejez no es sinónimo de buen gusto y juventud si lo es de acierto pleno al usarlas.

Con las nuevas y lozanas siempre quedas bien a no ser que tú mismo  por tu inexperiencia o ineptitud estropees el resultado porque, ellas en si mismas, tienen magnífica presencia y sabor, pero han de ser manipuladas con tacto comedido, sabiendo siempre donde ponerle la salsa al guiso.

Ya sean viejas o nuevas, trátalas con mesura, porque engordan mucho y hasta podrían indigestarse o incluso te avergonzarías si dices que son tuyas.

Si puedes usarlas nuevas, serás un privilegiado, porque la mayoría han de conformarse con las viejas y arrugadas que no valen ni para echárselas  a los cerdos. Así de dura es la vida y de caro el mercado.

A estas alturas supongo que ya habrás adivinado que te estoy hablando de patatas.

2 comentarios:

__MARÍA__ dijo...

Siempre nuevas querida, siempre nuevas.

Besos guapa

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Feliz semana güena gente.

Marisa

BIENVENIDOS...

... A este Blog creado para difundir noticias e historias de mi pueblo. Espero que encontréis aquí lo que andabais buscando. Si no es así y creéis que puedo ayudaros a conseguirlo, dejad la pregunta en un comentario, y a la mayor brevedad será atendido. Gracias por venir.