domingo, 1 de febrero de 2009

SU TABACO: “NO, GRACIAS”

Con todo mi cariño.
Especialmente para mi marido que lo logró e Inma de Jardi que lo está logrando.
Felicidades también a todos aquellos que dejasteis y dejaréis de fumar para siempre.
La vida es muy hermosa sin depender de algo tan absurdo.
Enhorabuena. Eres valiente enfrentándote a él cara a cara.
No sientas tus manos vacías, ni las llenes por ansiedad con otros que amplíen tu cuerpo y retuerzan tu espejo.

Ahora sentirás el aire limpio, volverá el placer de los sabores intensos y sentirán tu perfume tal y como fue diseñado.
Tus besos tendrán tu sabor y no el suyo, pero sobre todo, también has liberado a tus hijos de la dictadura del tirano que te atrapó en sus redes poco a poco y sin previo aviso.

Por culpa de uno de ellos, y en un descuido de quien esclavo de él creía disfrutarlo, siendo mi niña muy pequeñita, sintió su quemazón en la córnea de unos de sus hermosos ojos negros.
Afortunadamente, tuve la suerte de encontrar su huella con la rapidez suficiente para que mi niña nunca perdiera visión, ni quedara en su ojo huella alguna, aunque fueron días de molestias, incertidumbre y pesar, hasta poder comprobar que así sería.
El dolor de mi hija durante la exploración y las curas, quedaron impresas en mi ánimo, y ahora, veinte años después me sigue encogiendo el alma recordarlo.

Jamás tuve uno de ellos entre mis manos para llevármelo a los labios. Pasivamente sufrí su presencia muy de cerca, sin darme cuenta que me perjudicaba, que me tenía atrapada tanto como a quienes estúpidamente queman su dinero y sus pulmones atrapados en el negro alquitrán que inhalan, inundando los lugares cerrados y públicos hasta hacer su aire irrespirable; extendiéndose en cantidades infinitas durante las reuniones de amigos, que terminan convirtiendo en un suplicio respirar, a quienes nunca enganchó en sus redes el consumo del traidor.
Me pregunto qué pensarían los consumidores de los no atrapados, si cada vez que ellos nos regalan humo, en justa reciprocidad, nosotros quisiéramos contribuir en igual medida a cargar el ambiente expeliendo silenciosas flatulencias.
Tentada estuve muchas veces de hacerlo, sobre todo cuando coincidí con algún desaprensivo en ascensores o recintos cerrados, convertidos por ellos, en cárceles para nuestros pulmones, donde encierran sin juicio ni sentencia nuestro deseo de no condenarnos a su esclavitud.

El día que mi compañero de viaje decidió romper con ese lazo que lo atrapaba, pude al fin comprobar el verdadero y maravilloso sabor de sus besos.

Verás como ahora podrás recordar sabores olvidados, que disfrazados de nicotina se hallaban ocultos en tus papilas.

Cada golpe de tos que ya no volverá, y la aspereza de la voz que no has notado, te traerán a la garganta la limpieza y nitidez de tu infancia.

Sobre todo, y mucho más importante: recuperarás tu libertad, incluso la autoestima, porque cada vez que lo veías encendido entre tus dedos, ya no te provocaba placer, sino aversión, porque la ansiedad, no aparecía por no tenerlo, sino por no poder desterrarlo de tu vida. Lo encendías para vengarte de él, sin darte cuenta que tras deshacerte de uno, la necesidad de eliminar otro, era aún más irresistible.

Por ultimo y no menos importante: con el dinero que ya no quemarás, podrás permitirte algún caprichito.
Guarda cada día en una hucha el importe que empleabas en engrandecer la industria de quien te oprimía. Ese será uno de los primeros regalos palpables que te harás, porque el primero, no lo dudes, ha sido la propia decisión de desterrarlo para siempre de tu vida y la de los tuyos.
Espero que tu tesón, valentía y fuerza, sean contagiosos y como reguero de pólvora corra tu entusiasmo entre tus amigos, para que también ellos puedan vencer al gigante de 10 centímetros que les esclaviza.

Ahora ya sabes, a este enemigo… ¡¡agua!!

Enhorabuena para ti; para todos los que tomaron tu misma decisión y la mantuvieron firmemente para siempre, y para todos los que van a lograrlo desde hoy.

9 comentarios:

Inma dijo...

¡que fuerte lo de tu niña!¡pobrecita, cuanto le tuvo que doler!. Gracias por tu enhorabuena, de paso dársela también a tu marido y a Paco que aunque no lo conté en la carta, el lo dejó por mi hace cuatro años, cuando pillé la neumonía siendo mas fuerte que yo y no volviendo a caer como caí yo.

MARISA dijo...

PUFFFFFF, nena!!!! esto me ha parecido ¡¡PRECIOSOOO!!

Has dado en el clavo en otro de los temas que me preocupan y mucho.

Soy anti-tabaco total,vamos que lo ODIO profundamente....y en este comentario tuyo, has expresado de forma genial, muchos de los pensamientos que tengo yo hacia ese MONSTRUO.....

Yo me uno a tí, en la felicitación que haces a todos los que han logrado o están logrando huir de sus garras, porque es admirable, realmente.

Por desgracia,tengo un hermano que fuma mucho, muchísimo y todos tememos por salud, porque sabemos que está "enganchado" a esta droga.....sufrimos verle como fuma de forma compulsiva y sin control y no podemos hacer nada.

Sobretodo sufrimos también por su hija, mi preciosa sobrina...que tiene constantemente problemas de salud....

También tengo una prima que esta embarazada de 7 meses y le han dicho que tienen placenta vieja, por supuesto del tabaco, porque ella no ha rebajado el consumo cuando se quedó en estado y encima, tiene otro niño con bronquitis crónica.Pero lo más grave para mí es que ella es consciente de todo y sigue haciéndolo.....yo no puedo con eso....me retuerce el corazón.

Puff, si que te he soltao rollo....lo siento, pero este es un tema que me llega muy adentro y no puedo reprimir decir lo que siento.

Estoy muy contenta de no haber caido nunca en esa asquerosidad y espero fervientemente que mi hijo tampoco caiga, porque sería para mi una gran pena.....

BESITOSSSSSSS

(Siento haberme extendido tanto, que sé que no es lo adecuado a la hora de hacer comentarios por aqui)

Marisa dijo...

Gracias a las dos por visitarme.

Tranki Marisa, yo suelo "pasarme" mucho en la extensión de algunos de mis comentarios en otros Blogs. Me conformo con que alguien tenga paciencia para leerlo entero y no arrepentirse.

Un beso a las dos.

Marisa

MARISA dijo...

Bueno, Marisa, yo por supuesto también me alegro mucho de que a tu niña no le quedarna secuelas, claro, hubiera sido una tragedia...

Es estupendo que tu marido por fin viera la luz y dejara el p... tabaco.

Espero que estés cada día mejor,por cierto........

!!!!FELIZ CUMPLE!!! (con un día de retraso, lo siento) espero que te hayan regalado muchas cosas y que lo hayas celebrado con tu familia muy agusto, a pesar de no poder hablar.......

BESITOSSSSSSSSSSSSS

Marisa dijo...

Gracias wapa.
Ayer fue mi primer día de poder pronunciar alguna palabra.

Por precaución no hicimos "grandes celebraciones" para evitar que me forzara demasiado, pero si vinieron mis niñas y mis muchachotes. Realmente fue un cumpleaños muy feliz.

Marisa

Paco Rodríguez dijo...

Marisa, bueno yo llevo para cinco años sin fumar, y la verdad no tengo apetencias por probar calada, pero esto es desde el principio.

Pero a lo que quiero ir es al ojito de la niña, y eso estoy yo hartito de decirlo y que va a ocurrir en la puerta del colegio, o de los colegios por no generalizar.

No se dan cuenta que los que por allí pasan son niños que sus caras estan a la altura de la mano que sostiene los cigarros, y parece mentira ver como los niños tienen que esquivar los cigarros ante la pasividad del fumador de turno.

Menos mal, que en el caso de tu niña todo quedó en un susto, bastante gordo por cierto, pero en un susto.

Marisa dijo...

Gracias Paco, bienvenido de nuevo.

Realmente fue una gran suerte que me fijara en el ojo de la niña.

Cuando ocurrió estaba ella con su papi esperando a que yo bajara de trabajar.

Jose me lo contó feliz porque la niña no tenía quemadura en el parpado.
Hacía pocos minutos que había ocurrido.
La niña, aun con “hipo” del llanto, jugaba con un muñequito.

El tipo que fumaba, ni siquiera pidió perdón al ver llorar a la niña por culpa de su cigarro y su poca precaución al fumar.

Me senté con la niña en el coche y la luz de una farola me dejó ver la quemadura dentro de su córnea.
Corrimos al hospital y después de auscultarla y hacerla llorar como nadie imagina, me dijeron que un segundo más y habría perdido la visión del ojo porque ya comenzaba a enquistarse la herida.

Siempre daré gracias por esa costumbre mía de "cerciorarme" de que todo esté correcto.

Un abrazo Paco y enhorabuena por conseguir "desengancharte" del tabaco.

Marisa

El futuro bloguero dijo...

14 días llevo yo... y tan contento.

Vengo desde nuestro Carmelo, el más gadita.

Un saludo

Marisa dijo...

Bienvenido.

Espero verte por aquí alguna vez más y que "te encuentres como en casa".
¡¡Qué grande "er más gaditá"!!

Enhorabuena por conseguir dejar de fumar.

Hasta pronto y repito, gracias por tu visita.

Marisa

BIENVENIDOS...

... A este Blog creado para difundir noticias e historias de mi pueblo. Espero que encontréis aquí lo que andabais buscando. Si no es así y creéis que puedo ayudaros a conseguirlo, dejad la pregunta en un comentario, y a la mayor brevedad será atendido. Gracias por venir.