sábado, 7 de junio de 2008

RESPUESTA A "TENER UN AMIGO TUNO" DE MANEL FUENTES

( Original de 2004 )
Hace unos días tuve la mala fortuna de que cayera en mis manos uno de esos monólogos cargados de ironía pretendidamente humorística y que lejos de hacerme reír, me llenó de rabia e impotencia por no poder decir personalmente lo que pienso al monologuista.

Vaya por delante que poseo un excelente sentido del humor y que siempre he sabido distinguir perfectamente entre humor, mofa, sarcasmo, burla o ridículo.

El mentado monólogo se titulaba “Tener un amigo tuno” y lo firmaba Manel Fuentes; presentador de algún programa televisivo, entre otros lo fue de “El club de la Comedia”; en el que he disfrutado de magníficos monólogos.

Este señor hasta entonces me parecía cuando menos correcto y profesional, pero ahora tengo serías dudas sobre ello.

Yo pensaba que para opinar de algo o de alguien, como mínimo hay que estar documentado.
Quizás es fácil mofarse hasta el ensañamiento de los tunos cuando jamás se ha cruzado una sola palabra con ninguno de ellos, pero cuando realmente se tiene un amigo tuno, lo único fácil es quererlo.
Cuando además ese amigo te hace vivir la tuna desde dentro, te enseña a amarla, respetarla y entenderla, sientes que algo se rompe dentro de ti cuando lees falacias como las que el tal Fuentes vierte sobre su... “amigo tuno”.

Los tunos son jóvenes generalmente estudiantes que costean sus gastos cantando canciones que previamente han de ensayar para interpretarlas lo más perfectamente posible. ¿Hay algo de malo en ello?
En muchos casos además componen preciosas melodías que después cantan y ofrecen a un público incondicional y tan respetable como cualquier otro.

Quedarse en que la tuna canta en bodas, bautizos y comuniones, es no saber nada de la tuna ni de los –en muchos casos- magníficos trovadores que la integran.

Quedarse –y hacer mofa- de que llevan un traje que data de la edad media, sin saber el orgullo que siente un tuno al recibir su beca o al lucir en la capa los escudos de todos los lugares que visitó con la tuna. Es no saber nada de los tunos.

O escribir lo que en mala hora leí, es tampoco informarse de lo importante que son todas esas cintas que adornan sus capas y que enredándose en el viento guardan trocitos del corazón de las mujeres que ilusionadas las bordaron para agradecer una ronda, una mirada o simplemente una sonrisa.

Ridiculizar que lleven medias dejando entrever que por ello puedan tener una opción homosexual, es tanto como decir que los escoceses también son homosexuales por llevar faldas en su vestimenta tradicional.

No señor Fuentes no. La tuna es mucho más que muchachos con monumentales borracheras. De esos los veo con demasiada frecuencia haciendo botellón sin siquiera llevar puesto un vistoso traje del que se sientan orgullosos.

Cuando un joven opta por ingresar en una tuna, merece el mismo respeto que el que decide no hacerlo.

Un tuno no es un vampiro chupa sangre como lo son otros miles de estudiantes que no dan palo al trabajo durante su carrera y sangran a los padres para que les costeen las juergas de juventud.

Las canciones de la tuna no son solamente “Clavelitos” o “La Compostelana”.

He podido disfrutar en multitud de ocasiones de los certámenes de tuna y he visto muchachos que llenan el escenario de alegría con sus melodías. Preciosas canciones románticas. Un canto al amor y a la mujer. Algo muy importante en los tiempos que corren. ¿No cree?

¿Cómo se puede decir que son homosexuales tan sólo por llevar medias bajo sus bombachos y puntillas en sus jubones?
¿Acaso no llevan puntilla en las bocamangas las togas que los abogados visten desde el siglo XI? Pues no creo que todos ellos sean ridículos ni homosexuales; aunque haya alguno y... allá ellos.

¿Qué los tunos son juerguistas? ¡Por supuesto! ¿Y por qué no? ¡Pobre joven que no tenga ganas de divertirse!; terminará siendo un estúpido aburrido y habrá desperdiciado los mejores años de su vida.

Que yo sepa no está reñida la fiesta con la grandeza de corazón y el romanticismo que tanto nos gusta a la mayoría de las mujeres y que de forma impecable saben transmitir los tunos.

Dudo que haya preguntado usted señor Fuentes a su madre... sus hermanas... su novia o alguna de sus amigas, si les gusta o hubiera deseado recibir bajo su balcón la llegada de la tuna en noche de ronda.
Por respeto a una sola de esas mujeres debería usted haber dicho NO a interpretar ese monólogo que en mala hora escribieron las nefastas manos de su guionista; tanto peor si usted personalmente escribió tales infamias.

Cómo se puede poner esa cara de asco -que adivino- al decir; ¿tuno yo? Y además tener ganas de partirle a alguien la bandurria en la cabeza.

¿Acaso le dieron ganas de partirle el micrófono en las costillas a quien lo escribió?
¡Pues mire, quizás hubiera sido mejor idea que escribirlo, soltarlo sin pudor y además divulgarlo por Internet!

De todo ese falaz y despiadado escrito, lo único medianamente gracioso es la alusión al bautizo de un tuno.

El maldito monólogo, no sólo en varias ocasiones hace mención a la dudosa hombría de los tunos. Además termina comparándolos con los hoolligans. ¡¡El colmo!!

No puedo imaginar a esos energúmenos futboleros ensayando, componiendo o interpretando melodías de amor para alegrar el corazón de una mujer... acaso la novia de un mal guionista o la esposa de un engreído presentador que seguramente se siente sola porque su marido no le hace ningún caso, y no es capaz de dirigirle una palabra amable en todo el día ocupado en que no se le vea salir de ese gran armario en el que están metidos los “faranduleros” que quizás no lleven medias y utilicen calcetines de ejecutivo -que no dejan de ser medias por debajo de la rodilla- mientras los tunos siguen y seguirán cantando y alegrando a miles de mocitas deseosas de darles el clavel de su boca.

¡Ah! y... vestidos de mamarrachos, mamados y dando voces he visto cada día más “profesionales” de televisión que tunos.
¡Pero bueno! tenemos una ventaja; con cambiar de canal o simplemente apagar la tele, nos libramos de gentes como usted sin necesidad de echarles dinero en la pandereta. ¡Buenas noches!

9 comentarios:

Anónimo dijo...

He caido por tu Blog después de hacer una busqueda con la palabra "tuno" y me ha sorprendido tu crítica al monólogo de Fuentes... podrías decirme ¿qué tuna es la que has conocido para opinar tan bien?

Marisa dijo...

Naturalmente para opinar así es que he conocido desde muy dentro una buena tuna.
Como en todo habrá excepciones, pero puedo asegurarte que no es ni parecido a lo que este señor mostraba en su monólogo.
Opino que para hacer reir no hace falta ofender, lo dificil es hacerlo con intelingencia y aquí el señor Fuentes demostró muy poca.

Como ves contesto a la mitad de tu pregunta, pero es que no me gusta responder a nadie con nombre ANONIMO.
De todas formas si necesitas saber algo más no dudes en ponerte en contacto conmigo.
Muchas gracias por visitar mi blog y dejar tu opinión.

Un saludo

Marisa

Anónimo dijo...

Madre mia cuanta indignacion, se te nota a la legua que has tenido un novio tuno y que te a embolicado con sus romanticismos y sus rollos pero la realidad es que mientras tu te quedabas en casa bordandole una cinta a tu querido tuno el se iba de juerga a gastarse los cuatro duros que habia ganado en alguna boda y hacer el mamarracho y ligarse a las cuatro guarrillas de turno
los monologos es lo que tienen estan muy bien cuando se mozan de otro, pero cuando es de uno pues ya no tienen tanta gracia
aun asi yo conzco a unos cuantos tunos y son todos unos mamarrachos de + de 30 y ninguno a acabado la carrera

Marisa dijo...

Hola persona Anonimo. No has dado ni una.
Agradezco tu comentario, pero no has tenido buen ojo en tus apreciaciones.

Sigo opinando lo mismo que le contesté a tu omónimo hace tiempo.

Siento que tengas tan mala fortuna y sólo conozcas mamarrachos y no a la gente maravillosa integrante de la tuna a la que conozco.
Creo que quisiste poner "mofan", porque mozan es otra cosa.

Muchas gracias por leer mi blog y dejar tu comentario.

Marisa dijo...

Homónimo es con h, se me fue al escribir. Lo siento

Sergi dijo...

Marisa, Ole Ole Y Ole, todo lo demas sobra. Saludos desde Sevilla

Marisa dijo...

Muchas gracias Sergi. Me alegro que te haya gustado.

Bienvenido al Blog. Espero que encuentres en él alguna que otra crónica que te agrade.

Feliz año nuevo.

Marisa

Pinturera dijo...

Hola marisa, me ha encantado la forma en la que defiendes la Tuna, yo pertenezco a una, aqui en Colombia, aun soy aspirante, pero Amo el Tunar y su gente maravillosa, las personas no saben la fortuna que es pertenecer a una, me gustaria hacer contacto contigo y hablar un poco, es interesante conocer personas que tengan ese sentido de pertenencia, esa admiración y respeto :)
Con mucho cariño;
Aspirante Pinturera, Tuna CUN
jaha_0823@hotmail.com

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Hola Pinturera. Gracias por tu comentario. Ojala logres alcanzar lo que deseas.

Un abrazo

BIENVENIDOS...

... A este Blog creado para difundir noticias e historias de mi pueblo. Espero que encontréis aquí lo que andabais buscando. Si no es así y creéis que puedo ayudaros a conseguirlo, dejad la pregunta en un comentario, y a la mayor brevedad será atendido. Gracias por venir.